Figuras del mundo cultural eligen su iglesia favorita

A propósito del incendio que consumió el lunes la Iglesia Matriz de las Hermanas de la Providencia, y la fragilidad que dejó al descubierto, siete figuras culturales eligen el templo que protegerían a toda costa. Todos escogen un monumento nacional. Porque lo sienten propio, o debido a su arquitectura desbordante o al patrimonio inmaterial que alberga. Éstas son sus razones.

Patricio Contreras y Carlos Andueza

“La basílica del Salvador terminará derrumbándose”
MILAN IVELIC

Director del Museo Nacional de Bellas Artes
“Yo protegería la basílica del Salvador, que sufrió serios deterioros con el terremoto del 85 y que sigue tan deteriorada. Es una obra totalmente patrimonial que, de seguir empeorando, terminará derrumbándose. El espectáculo no puede ser más triste: era una obra muy armónica desde el punto de vista arquitectónico, y tenía unos vitrales estupendos. El problema es cómo establecer un fondo patrimonial, con dineros tanto fiscales como privados, y poder aplicar una ley que permita a los privados donar. Debiera existir una ley de donaciones patrimoniales”.

“Arquitectónicamente, la Recoleta Franciscana tiene el valor de lo primitivo”
FRANCISCO BRUGNOLI
Director del Museo de Arte Contemporáneo
“La iglesia de la Recoleta Franciscana me parece francamente conmovedora. Por su emplazamiento privilegiado, y porque arquitectónicamente tiene el valor de lo primitivo, de la escala con la que nació este país y que no deberíamos olvidar. Por otra parte, allí están enterradas grandes figuras de la sociedad chilena, como varios miembros de la familia Tagle. Y está también el tesoro increíble que es la figura de Fray Andresito, un hermano franciscano que vivió muy pobre y que preparaba medicinas naturales. Allí hay un tesoro de origen país que no se debe perder nunca y eso, para mí, es lo fundamental del patrimonio”.

Benedictinos: “Es una construcción de avanzada”
PATRICIO GROSS
Presidente del Colegio de Arquitectos de Chile
“Una iglesia enormemente significativa y muy importante dentro del patrimonio cultural de Chile es la del monasterio Benedictino, en las Condes. Representa una extraordinaria expresión de la arquitectura que combina e interpreta muy bien algunos de nuestros signos identitarios, como la sencillez y la simpleza. Además, presenta los rasgos de la modernidad a través de juegos de luces y la relación con el paisaje. Es una construcción de avanzada, con una gran fuerza evocadora”.

“La iglesia San Francisco está muy vinculada a la conciencia patrimonial”
HERNÁN RODRÍGUEZ
Director del Museo Andino
“Si hay que elegir una sola, elegiría el conjunto San Francisco. Creo que es el edificio más antiguo de Santiago y quizás de Chile. Ahí está la figura de la Virgen del Socorro que trajo Pedro de Valdivia, que es la primera imagen de María que llegó a este país. Su patrimonio artístico es excepcional. Es una iglesia de piedra, pero el edificio es de adobe, con estructura de madera. La iglesia de San Francisco está muy vinculada a una historia notable de conciencia patrimonial que comenzó en los 60 con un pequeño grupo de personas, que fue el primero en mirar y resguardar nuestro patrimonio, en el que estaban Joaquín Gandarillas y Rodrigo Márquez de la Plata. Fue una cosa muy pionera”.

“Ya no se hace misa en la Capilla de los Dolores”
DOMINGO PONTIGO
Cantor a lo poeta, Tesoro Humano Vivo 2010
“Recuerdo la Capilla de la Virgen de los Dolores, en el sector de Loica Bajo, Melipilla, que los terremotos han obligado a ir reconstruyendo. La original que yo conocí era de estilo colonial, de adobe, con un pasillo largo tipo galpón. La capilla de Loica mantiene la misma fachada y sus torres muy antiguas, pero la remodelaron al estilo catedral, con naves a los lados. Ya no se puede hacer misas ahí por la condición en que está, y el Estado no ha puesto dinero para su reconstrucción”.

“La gran devoción por el Cristo de Mayo es justificada”
ARMANDO URIBE
Premio Nacional de Literatura
“Hay una iglesia en Santiago en la cual existe un gran crucifijo de madera que tiene recuerdos históricos importantes para el país. Son la Iglesia de San Agustín y el Cristo de Mayo, que es una talla en madera, de calidad, realizada en Chile. Fue propiedad de la verdadera Quintrala; ella habría dicho que no quería en su casa hombres que la miraran mal, porque efectivamente ese Cristo tiene una mirada terrible. En mayo de 1963, la figura se cayó y su corona quedó puesta en el cuello. Dice la historia que cada vez que trataban de subirla, se repetían temblores muy fuertes; eran réplicas. Hoy sigue con la corona en el mismo lugar y es objeto de gran devoción, justificada en mi opinión”.

Publicado en “Cultura”, El Mercurio

Categorías:UncategorizedEtiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s