Apuntes del terremoto: Un ruido ensordecedor

PCV.— La pieza estaba oscura. Un leve bamboleo, el cristal del ventanal, quizás el ruido de los montículos de monedas de a 10 que caían, qué se yo. Algo me despertó. Mi radio-reloj Philips indicaba las 3:33 de la madrugada. Era el sábado 27 de febrero de 2010. Estiré mi brazo y alcancé a encenderSigue leyendo «Apuntes del terremoto: Un ruido ensordecedor»