Diego Barros Arana (1830-1907)*

Reconocido intelectual liberal, a los veinte años publicó su primer estudio y se opuso a la candidatura de Manuel Montt. Para eludir un arresto inminente, se exilió en Europa. Visitó el Archivo de Indias y la Biblioteca Nacional de Madrid, donde localizó “algunos legajos” que le permitieron edificar su obra. Criticó la historia filosófica, se interesó en las ciencias, se involucró en las disputas limítrofes con Argentina, y dirigió el Instituto Nacional. Según Sergio Villalobos, “ha sido el intelectual de más profundo significado en Chile”, tras Andrés Bello.

Su legado a Chile. Una contribución decisiva a los cimientos de la historiografía nacional, verificable en su “Historia general de Chile”.

{*Publicado en “Cultura”, diario El Mercurio}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: