Eduardo Anguita (1914-1992)*

Pudo ser abogado, pero abandonó sus estudios por la poesía. En 1935 publicó, junto a Volodia Teitelboim, “Antología de la poesía chilena nueva”, texto polémico por incluir tendencias emergentes y excluir a Gabriela Mistral. Cultivó un lirismo asociado a la belleza y la muerte e integró la Generación del 38. “Muchos críticos han creído justo calificarme como autor de poesía intelectual. Creo que así es”, escribió en el prefacio de “La belleza de pensar”, de 1988, año en que recibió el Premio Nacional de Literatura.

Su legado a Chile. Conjugó su pasión intelectual con la fantasía creadora. Es uno de los poetas chilenos relevantes del siglo XX, autor de obras como “Venus en el pudridero”.

{*Publicado en “Cultura”, El Mercurio}

Categorías:LiteraturaEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s